LA CARTA DE VINOS:

La “Carta de Vinos” de un restaurante, debe considerar las características del mercado de comensales de nuestro  país, los cuales, en su gran mayoría, no son conocedores de esta bebida, ni de su interrelación con la comida. Por lo tanto, el desarrollo y diseño de la carta de vinos, debe contemplarse como una “herramienta” que ayude al comensal y a su personal de servicio, a seleccionar al vino más adecuado y el que mejor combine con el plato escogido del Menú.

La combinación ideal entre el vino y la comida, debe lograr que ambos se complementen en forma armónica y balanceada. Lograr este “nexo”, es la función principal que se debe establecer como objetivo. El sabor predominante de cada plato y el sabor y textura del vino seleccionado, son los factores mas importantes para lograr que la carta sirva de “puente” que permita el mayor disfrute de la experiencia gastronómica del cliente.

Su diseño debe considerar la atmósfera del restaurante, las características del Menú y el nivel de conocimiento en vinos, tanto de la clientela como del personal de servicio. Debe organizarse de manera tal que sea fácil de usar por parte del cliente y debe trabajar a favor del restaurante y su objetivo final, es el de incrementar las ventas de vinos del establecimiento.

La carta de vinos debe ser fácil de entender, e indicar la mejor selección para realzar los platos  seleccionados. Si no se establece la conección entre los vinos de la carta y los platos del Menú, se pierde el objetivo buscado. Los clientes con poco conocimientos de vinos, aceptan con agrado leer sugerencias en la carta, que haga referencias destacadas de maridaje.

La orientacion de maridaje, sobre vinos con un plato principal del Menú, puede ser una poderosa herramienta de ventas, ya que ayuda a los clientes inexpertos a pedirlo con mas confianza y sin tener que  exponer su falta de conocimiento en materia de vinos.

Los precios de la carta deben tener correspondencia con los precios y la sofisticación de los platos del Menú. Al definir el rango de precios de la carta, primero se establecen los precios mas altos y los mas bajos. La mayoría de los vinos que se vendan, se van a ubicar entre estos dos extremos y es, en este rango, donde la mayoría de los vinos debe ubicarse (alrededor de un 60%).

Una buena carta de vinos facilita la selección de los clientes y contribuye a incrementar las ventas del restaurante!.

Publicado en la revista “Paladares Arte Gastronómico”…

Esta entrada fue publicada en PUBLICACIONES / ARTÍCULOS y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s