“EL ENTRENAMIENTO EN LA INDUSTRIA DE LA HOSPITALIDAD Y SUS BENEFICIOS”

 “Cada organización paga por entrenamiento, así tenga un programa, o no”. Se puede reconocer el valor de la capacitación del personal, al establecer un programa de entrenamiento y sacarle provecho a sus beneficios. Igualmente, también puede ignorarse al entrenamiento, y “pagar” indirectamente por el mismo, a través de cómo sus clientes perciben la mala calidad de sus productos y servicios y eventualmente decidan irse a otro negocio de la competencia.

Dos de los principales problemas relacionados con el manejo de los recursos humanos en el sector de la hospitalidad, son el ausentismo y la alta rotación del personal.

Ausentismo:

Sus causas se pueden conseguir en:

  • Insensibilidad gerencial
  • Falta de respuesta de la gerencia a necesidades críticas de los empleados
  • Baja moral, lo que promueve falta de motivación, crecientes niveles de estrés e incremento de accidentes.

El entrenamiento puede ayudar a reducir el ausentismo. Durante el proceso de orientación, todos los empleados deben conocer la importancia de sus trabajos dentro de la organización. Cuando los empleados se ven como parte de un equipo, su autoestima se incrementa y crece su deseo de desempeñarse mejor en el trabajo.

A los empleados se les debe demostrar que hacen falta cuando están ausentes del trabajo. Si un empleado está al tanto de cómo su ausencia afecta a su equipo, esa persona tratará de no faltar a su trabajo. Sin embargo, un continuo y frecuente ausentismo, debe conducir al despido. Mientras más tiempo se permita permanecer en el cargo, a un empleado abusador, mayor será el daño que esa persona le haga al resto del equipo.

Alta Rotación de Personal:

La rotación de personal, se define como el ciclo completo de perder empleados y el proceso de reemplazarlos y mide la relación de los empleados con la empresa al salir de ella, cualquiera sea la razón de su salida.

La industria de la hospitalidad presenta unos de los más altos niveles de rotación de personal en comparación con otros tipos de negocios. Estadísticas de Estados Unidos indican que el promedio del índice de rotación anual de todas las empresas es del 12 %, mientras que en los hoteles alcanza de 60 % a 240 % y en los restaurantes de 100 %  a 300 %.

La ausencia de un liderazgo efectivo, es una de sus principales causas, específicamente en las áreas de comunicación y calidad de la supervisión. La  supervisión y  la comunicación, son atributos críticos en cualquier estructura jerárquica y pueden ser mejoradas con un programa efectivo de entrenamiento. Los empleados tienen una alta necesidad de información y las empresas con sistemas efectivos de comunicación, tienen una baja rotación de personal.

El entrenamiento compensa la falta de conocimiento de sus responsabilidades. La capacitación de los empleados es la herramienta más útil para corregir estos problemas. El conocimiento de su trabajo y las expectativas que se derivan del mismo, representan una variable crítica en el desarrollo de la identificación del personal con la empresa, su rendimiento, satisfacción y deseo de permanecer en la organización.

Artículo escrito para la página web del “Instituto de Gerencia y Estrategia del Zulia. IGEZ”. Maracaibo.

Omar J. Hoyer. Cel: 0424-584.3976. e-mail: hoyero@gmail.com. Twitter: @hoyero

Esta entrada fue publicada en PUBLICACIONES / ARTÍCULOS, Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s